Socialismo o Barbarie de Honduras

Tinta Roja 5

Hacia un programa revolucionario en educación

(Borrador de trabajo de la Izquierda Revolucionaria)

Como parte del proceso de análisis y debate que las organizaciones políticas nucleadas en la Izquierda Revolucionaria de Honduras viene llevando a cabo desde hace un par de años, y que nos ha llevado a coincidir en aspectos fundamentales de la coyuntura nacional expresados en comunicados conjuntos; hemos puesto especial atención a la problemática de la educación desde varios puntos de vista: docente, estudiantil y del pueblo trabajador de conjunto, para tratar de explicar y dotarnos de una política auténticamente revolucionaria para el sector.

El grado de destrucción de la educación pública en todos sus niveles: básico, secundario y universitaria, es de tal magnitud que no basta explicarlo sólo desde la perspectiva de la derrota del magisterio y su estatuto docente. Ella fue necesaria para dejar el campo libre al proceso de mercantilización de la educación consistente en convertirla en un servicio y no un derecho democrático fundamental de la población, con el objetivo de liquidar la gratuidad y colocar la educación en manos de la empresa privada, no sólo como prestadora de servicio sino como beneficiaria tanto del producto surgido del proceso educativo: mano de obra barata, dócil e ignorante; y beneficiarse de los servicios universitarios de investigación y extensión. De tal manera que la educación pasa a ser parte fundamental del modelo neoliberal.

Del producto del debate han surgido una serie de documentos que próximamente estaremos publicando como folleto. Hoy anticipamos los aspectos programáticos de dicho análisis.

Aspectos programáticos

Una auténtica propuesta revolucionaria tanto en educación como en todos los demás ámbitos sociales no puede ser fragmentada y debe estar enmarcada en un programa al servicio de la revolución y sus tareas estratégicas y coyunturales.

En ese sentido una política revolucionaria en los distintos niveles educativos debe partir de la lucha contra el actual modelo capitalista, sus objetivos estratégicos y sus tácticas de implementación, como contra el régimen que lo sustenta y su expresión concreta el gobierno de turno y contra las políticas reformistas y oportunistas de otros grupos políticos. Al mismo tiempo que se potencia la movilización y la organización democrática de la masa estudiantil como protagonista fundamental de cualquier proceso revolucionario digno de este nombre.

En base a lo anterior una propuesta para el debate sería:

Nacional

  • Contra la política económica (neoliberal) del gobierno de JOH: empleo y salarios, derechos laborales, sociales y políticos de los trabajadores, privatizaciones, tenencia de la tierra y extractivismo (minería, represas, etc.) y entrega de la soberanía.
  • Contra la militarización y la pérdida de libertades democráticas en todos los terrenos (laborales, sociales, humanos, políticos, electorales, etc.).
  • Por la liberación nacional política, económica, cultural y militar.

Educación

  • Por la defensa de la educación pública, gratuita y laica, en todos los niveles del sistema educativo nacional.
    • Contra la educación privada, por una misma educación para todos, no a la diferenciación educativa en el sistema público.
    • Por una educación con garantía de empleo digno y no precarizado.
    • Por mayores presupuestos para educación mediante la revisión del sistema tributario y presupuestario nacional.
    • Fuera las iglesias del sistema educativo público en todos sus niveles, no a la educación religiosa en el sistema de educación público.
    • Por una educación al servicio de la revolución.
  • Acceso a la cultura general.
    • Por una educación crítica y horizontal.
    • Por la participación directa del estudiante en la problemática educativa.
    • Reconstrucción de organizaciones de masas representativas, democráticas y para la lucha en el sistema medio y universitario, no a las misas negras de los grupos político-estudiantiles.
  • Por la alianza obrero–estudiantil
    • Unidad de acción y alianzas estratégicas con las organizaciones docentes en un plano de igualdad, respeto y democracia directa.
    • Por la constitución de comités integrados entre estudiantes, docentes y padres de familia.
    • Por la vinculación del movimiento estudiantil a las luchas populares mediante la solidaridad militante y con sus propias demandas.

Nuestra Prensa

Tinta Roja 06 - Abril 2016

La Chispa

La Chispa 01 - Marzo 2016

Facebook