Socialismo o Barbarie de Honduras

Por una verdadera y real independencia política, económica y social

POR LA INDEPENDENCIA ABSOLUTA DE LA CLASE OBRERO-CAMPESINA HONDUREÑA Y CENTROAMERICANA

DECLARACIÓN DE LA IZQUIERDA REVOLUCIONARIA

Este 15 de Septiembre, a un año más de la conmemoración formal de la independencia política con respecto al régimen feudal español y el condenable fusilamiento del General Francisco Morazán el 15 de septiembre de 1842 por las fuerzas reaccionarias de los terratenientes y de la iglesia católica, opuestas a la unión centroamericana y a la formación de una patria grande, democrática y popular, la Izquierda Revolucionaria hondureña saluda a la clase trabajadora y a todos los sec­tores explotados de nuestro país y del resto de Centro América que permanecen en lucha contra las medidas de política económica neoliberales, que golpean directamente a los sectores más oprimidos de la sociedad hondureña.

Asistimos a la fase de consolidación de un régimen autoritario, concentrado en la figura presi­dencial de Juan Orlando Hernández, producto de procesos electorales fraudulentos, apoyado en los cuerpos armados de toda denominación, que le permiten imponer las medidas dictatoriales orientadas a perpetuar en el poder a un sector dominante de la burguesía aliada y sometida a los intereses imperialistas en la región.

Sin contradicciones de fondo con el gobierno de Estados Unidos a través de funcionarios resi­dentes o itinerantes en el país, el gobierno de JOH impone abiertamente contra nuestro pueblo pavorosas y estranguladoras medidas de ajuste económico, políticas anti sindicales y gremiales que destruyen las históricas conquistas de la clase trabajadora, a fin de satisfacer los intereses y exigencias del Fondo Monetario, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio.

Este gobierno ha puesto en subasta territorios completos a consorcios coreanos, chinos, cana­dienses y estadounidenses con el propósito de impulsar la explotación minera, petrolera y la construcción de represas hidroeléctricas que amenazan con la destrucción de los bienes natura­les, los ríos, los bosques y la diversidad biológica, incluyendo la desarticulación de las comunida­des donde viven grandes núcleos de población que sufrirán el impacto de la explotación transna­cional, amenazando la integridad territorial de Honduras y la soberanía nacional.

La creación de cuerpos especiales de seguridad militar y el sometimiento del poder judicial, se orientan a fortalecer y blindar la imagen del presidente del Ejecutivo, así como a eliminar toda forma de oposición y protesta popular de los campesinos sin tierra, de los trabajadores y traba­jadoras por salarios dignos y cese a toda forma de explotación; de las mujeres por sus legítimas conquistas e intereses de clase, de las y los estudiantes y las y los maestros por la restauración de sus conquistas arrebatadas por la burguesía reaccionaria, así como de los pueblos indígenas y negros que hoy libran una desigual batalla contra las empresas de capital transnacional, que a través de proyectos mineros e hidroeléctricos con la complicidad del régimen nacionalista, se constituyen en una peligrosa amenaza para sus territorios y pueblos ancestrales.

La disminución de la criminalidad, promesa fundamental de campaña de JOH ha sido un rotundo fracaso; no obstante, las enormes inversiones producto de la tasa de seguridad para la compra de armamento de combate, unidades de transporte marítimo y terrestre, como entrenamiento de personal militar por asesores extranjeros más bien se han transformado en instrumentos de represión contra los trabajadores y el pueblo.

Asistimos además, al más escandaloso atraco de la historia reciente del país como es el caso del Instituto Hondureño del Seguro Social, institución del Estado que en los últimos tiempos ha sido objeto del pillaje y saqueo de miles de millones de lempiras por funcionarios corruptos del go­bierno de Porfirio Lobo y de Juan Orlando Hernández, de la misma forma que han saqueado otras instituciones del Estado como La Empresa Nacional Portuaria, Hondutel y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, también han saqueado otras instituciones del Estado como el INJUPEMP, el INPREMAH, las que han sido quebradas con el descarado propósito de privatizar todos los servi­cios públicos. La podredumbre del Seguro Social es tan profunda que se ha puesto en peligro la vida de millones de afiliados por falta de medicamentos y atención médico hospitalaria. Nuestro pueblo indignado exige a gritos que además de investigar y capturar a los verdaderos autores in­telectuales y materiales del saqueo, el gobierno asuma su responsabilidad, restituyendo ya todos los recursos saqueados del Seguro Social.

Declaramos que esta independencia que celebran con tanta euforia los oligarcas del país se de­rrumba por sí sola, cuando observamos la total entrega del régimen de Juan Orlando Hernández a los intereses del capital imperialista, a los dictados de la Casa Blanca, a los Organismos de financiamiento Internacional y al Pentágono en el plano militar.

A fin de responder a la solución de las necesidades inmediatas y perentorias; pero sabiendo que la solución no puede ser coyuntural solamente, mantenemos nuestra propuesta estratégica a través de la movilización permanente, con democracia interna e independencia de clase constru­yendo un instrumento político de los y las trabajadoras, a fin de construir el poder popular que conquiste de manera definitiva las condiciones para una autentica independencia política y eco­nómica de la clase obrera y del pueblo hondureño en general. Así como establecer vínculos con el movimiento obrero, social y popular del resto de los países centroamericanos para enarbolar el ideal de Morazán. Esta independencia que no se puede lograr con reformas burguesas sino mediante la Refundación de una Nueva Patria a través de cambios revolucionarios, partiendo de las conquistas inmediatas como empleo, salarios dignos, educación, salud y seguridad; aspiracio­nes posibles solamente con la democracia directa y en donde los y las trabajadoras decidamos nuestra libre participación.

¡¡GLORIA ETERNA A FRANCISCO MORAZÁN, FORJADOR DE LA LUCHA POR LA LIBERTAD DE NUESTROS PUEBLOS FRENTE A LA POTENCIAS IMPERIALISTAS!!

¡¡POR UNA VERDADERA Y REAL INDEPENDENCIA ECONÓMICA, POLÍTICA Y SOCIAL!!
¡¡POR LA INDEPENDENCIA ABSOLUTA DE LA CLASE OBRERO-CAMPESINA HONDUREÑA Y CENTROAMERICANA!!

IZQUIERDA REVOLUCIONARIA
PARTIDO SOCIALISTA CENTROAMERICANO
BANDERA SOCIALISTA
SOCIALISMO O BARBARIE
CÍRCULOS BOLIVARIANOS-MORAZANISTAS
UNIÓN REVOLUCIONARIA DEL PUEBLO

Tegucigalpa, MDC. 15 de Septiembre de 2014

Nuestra Prensa

Tinta Roja 06 - Abril 2016

La Chispa

La Chispa 01 - Marzo 2016

Facebook